• Business á la mode. Natalia Mendoza B.

8 consejos al momento de realizar una venta de segunda


Todos alguna vez hemos escuchado las ventas de segunda o lo que ahora muchas influencers y personalidades de la farándula denominan closet sale donde buscan vender piezas que ellas ya no utilizan pero se encuentran en perfecto estado esperando para ser parte del closet de alguien más y acompañar en una nueva aventura, aunque es algo que vemos en mucho furor actualmente la realidad es que las ventas de segunda, en cuanto a prendas se trata, existen desde hace mucho incluso en plazas de mercado podemos encontrar puestos especializados en esta actividad y aunque en un inicio su principal objetivo era generarle alguna ganancia al principal dueño de estas prendas hoy en día tiene un fin mayor y es lo mucho que esta práctica aporta al medio ambiente y al llamado de atención tanto del consumidor como de la industria moda.






El llamado a la sostenibilidad tan fuerte que desde el año pasado hemos vivido ha traído consigo el renacimiento de estas ventas de segunda con el fin de darle una nueva vida útil o una segunda oportunidad a esas prendas que quizás para nosotros ya no sean novedad pero para alguien más son tesoros ocultos que se pueden convertir en una prenda totalmente nueva para su armario, una práctica muy valiosa desde muchos puntos de vista comenzando desde el punto ecológico ya que esto significa reducir la producción de prendas y con esto la contaminación del medio ambiente, se incentiva la economía circular ya que no solo importa el producto hasta que se vende sino que se piensa en una calidad que permita al producto tener a futuro estas segundas oportunidades, entre otros, sin embargo desde finales del año pasado he podido observar y leer un creciente revuelo alrededor de estas ventas por diversas prácticas que se han llevado a cabo dentro de algunas ventas de segunda que han realizado varias personas a través de sus redes sociales, prácticas que se alejan de lo que realmente es una venta de segunda y sus principales objetivos por la búsqueda de un bien propio, ya que si bien la venta de segunda ayuda a generar ciertos ingresos no es una actividad donde se deba intentar sacar provecho pues pierde su sentido alejando a las personas de una oportunidad y de un cambio de pensamiento hacia una práctica que realmente aporta y enseña mucho.

De todo este revuelo decidí hacer un análisis y traerles en mi post de hoy algunos consejos cuando de realizar ventas de segunda se trata, ya sea que quieras hacerla por tu propia cuenta, decidas llevar tus prendas a sitios especializados de venta de segunda o estés pensando en crear tu propia venta de segunda donde otros te puedan llevar sus prendas:


  • Revisa cada prenda con detalle: Antes de considerar vender una prenda detalla cada parte de esta, si está en perfecto estado, si tiene algún defecto o daño ya que no se trata de vender por vender se trata de vender para que otros utilicen estas prendas como tú ya las has utilizado por mucho tiempo.


  • En caso de defectos avisar: Si alguna de tus prendas tiene algún defecto como los hilos de algunos materiales que pueden salirse, es importante que dentro de la venta avises de esto para que tu posible cliente sea consciente de esto al momento de comprarlo. Hay que tener en cuenta que no todo defecto es válido, si se trata de un defecto que en definitiva hace inservible la prenda es mejor desecharla por completo.


  • El precio debe ser inferior al de compra: El precio de tus prendas de venta de segunda debe ser inferior al que pagaste por estas como nuevas ya que no se encuentran nuevas, ya han tenido un uso y un recorrido y la finalidad de estas ventas es encontrar tesoros escondidos a precios realmente accesibles a diversos bolsillos.


  • Revisa el precio original: Es bastante común observar prendas de segunda que son vendidas a precios más altos o iguales a los de su venta inicial, por tal motivo es importante tomarse el tiempo de buscar el precio inicial de cada prenda evitando confusiones y mal entendidos con el diseñador y/o creadores de cada marca.






  • Realiza una curaduría: Si estás pensando en crear un espacio ya sea físico o virtual para que otros lleven sus prendas y a través tuyo realizar una venta de segunda es muy importante realizar una curaduría de estas prendas que lleguen a tus manos, que se encuentren en perfecto estado, en caso de defectos que sea el mínimo y antes de ofrecer estas prendas averiguar la marca de cada una para analizar su precio inicial, quien es el diseñador, los materiales de cada prenda y así tener total claridad sobre estas prendas.


  • Claridad en la venta: Al momento de vender es muy importante darle claridad al cliente, el estado en el que se encuentra cada prenda, la marca a la que pertenece o el diseñador que la ha creado, entre otros aspectos que consideres importante para la claridad de tu cliente y para llevar a cabo estas ventas con el debido respeto hacia cada marca y diseñador.


  • NO incluyan ropa interior o vestidos de baño: Yo sé que suena a algo lógico, pero créanme que existe una gran cantidad de personas que consideran normal el vender de segunda su ropa interior y vestidos de baño, son prendas que hacen parte de la intimidad y que al igual que un cepillo de dientes son propios de quien los usa por tal motivo estas prendas no deben incluirse jamás sin dejar de lado el hecho de que es poco higiénico así los entreguemos lavados o solo tengan una postura.


  • Calidad, ante todo: Como lo dije en un inicio, el principal objetivo de estas ventas es darles una nueva vida útil a nuestras prendas en el closet de alguien más que busca ahorrar encontrando calidad, entonces teniendo claro esto ¿por qué habríamos de ofrecer prendas que se encuentran totalmente desgastadas, deterioradas y hasta decoloradas? la calidad como en cualquier otra venta es un punto clave cuando de vender se trata.


Estamos en un momento en donde el mundo necesita retomar estas prácticas, no solo por dinero o necesidad sino porque realmente nuestro medio ambiente lo necesita, nuestro sistema moda lo necesita para aprender lo valioso de una práctica antigua pero que detrás lleva consigo el poder compartir con otros la belleza y la magia de cada prenda y diseño porque aunque para mí ya cumplió su ciclo, la vida de cada una de estas piezas puede reiniciar en el armario de alguien más, aprender es la clave, aprender tanto del mercado, estudiar también cuáles son sus gustos cuando de comprar prendas se trata, entender la modalidad de esta venta pero especialmente ser conscientes que no es una práctica para sacar provecho es una práctica para ahorrar, reutilizar, dar segundas oportunidades y contribuir al mejoramiento de nuestra sociedad.

Entradas Recientes

Ver todo