• Natalia Mendoza Ballesteros

Día mundial de la mujer emprendedora


Cuando comencé en el mundo laboral, mucho antes de crear Business à la mode y dedicarme a este maravilloso universo, trabaje en una entidad en la cual podía observar como las mujeres allí presentes además del cargo que desempeñaban buscaban aumentar sus ingresos a través de otro tipo de actividades como lo era la venta de accesorios, manualidades, postres, calzado, productos por catálogo y todo con el fin de tener un dinero extra que les permitiera poder aportar aún más a sus vidas y la de los suyos, hobbies que sin querer se fueron convirtiendo en una oportunidad por mejorar su calidad de vida y es que no es para menos, en un país como Colombia donde la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 20% y la desigualdad de género es evidente desde la cuna hasta en los prestamos ofrecidos por entidades financieras, el contar con una actividad extra es lo que muchas veces permite a estas mujeres mantenerse en pie ante el fin de cada mes.


Siempre he escuchado que Santander es una tierra de mujeres pujantes y frenteras ante la vida y el crea Business à la mode me lo comprobó más que nunca, cada entrevista, cada ida a un evento y feria

podía observar la cantidad de emprendimientos de mujeres que existe en nuestra tierra, unas emprendiendo por un sueño, otras emprendiendo para generar ingresos extras y muchas más emprendiendo por que la falta de oportunidades laborales y la desigualad en salarios las llevo por este camino lleno de retos y aprendizajes; lo que nadie sabía y jamás nos esperábamos era que una pandemia se presentara en nuestro panorama, una pandemia que trajo consigo múltiples consecuencias no solo sanitarias sino también económicas, pérdidas de empleo, reducción de salarios y beneficios laborales tanto para hombres como mujeres, familias enteras sin sustento pero ante esto el esperar y quedarse quietos no era una opción, el aumento de emprendimientos femeninos fue realmente notorio en diversos ámbitos como la moda y la gastronomía, de pronto el ser una chef en casa no fue más un quehacer subestimado fue la solución propicia para ofrecer a otras personas sus productos y crear un emprendimiento gastronómico que pudiera ayudar a sus familias, el tejer ya no era un hobby mientras se veía televisión la moda trajo de regreso aquellas prendas elaboradas artesanalmente con saberes de las abuelas convirtiéndose en una oportunidad para crear, innovar y generar un ingreso extra, aquella actividad aprendida en el pasado como el arte o la creación de bolsos tejidos en zuncho que se había quedado en eso, en solo un aprendizaje se tuvo que desempolvar para emprender y ayudar a sus familias y a ellas mismas ante este panorama incierto y poco esperanzador, las plantas ya no eran solo un tema de balcón o jardín era una oportunidad para enseñar a otros a cuidar las suyas y con ello la creación de materas o jardineras desde el arte para embellecer el jardín, la casa y el balcón de otros, el maquillarse paso de un gusto del día a día a la creación de una tienda multimarca de cosméticos y productos de cuidado y belleza que a su vez apoyaba a esas mujeres creadoras de marcas de maquillaje y belleza, parejas que decidieron emprender juntos en el arte en madera tallando y creando productos que hicieran la vida más fácil repartiendo labores para sacar adelante esta oportunidad, estas son solo algunas historias que conocí y escuche de personas cercanas a mí pero estoy segura que como estas mujeres existen muchas más, mujeres que pasaron de ser gerentes de su propio hogar para ser gerentes de sus emprendimientos, de pronto el apoyo de la mujer en casa ya no solo se limitaba al hogar como muchos creían, fue la fuente principal para ver un poco de luz en medio de la oscuridad, fue la oportunidad para muchas de realizarse como mujeres, de hacer realidad sus sueños y de crear unos nuevos.

Mañana es el día mundial de la mujer emprendedora, un día que fue creado para hacer consciencia sobre la importancia de la mujer y su papel en este ámbito pero principalmente la desigualdad a la que se enfrenta aun emprendiendo por el hecho de ser mujer, aun cuando el número de emprendedores mujeres supera el de los hombres la desigualdad y las dificultades por genero están presentes sin embargo, el hacer parte del cambio también está en nosotros, el emprendimiento requiere de comunidad, una comunidad que apoye desde compartir un post, una foto, contarle a un amigo hasta realizar una compra, una comunidad que haga eco ante esta desigualdad porque el emprender y crear empresa es también incentivar la economía local y nacional pero esto solo sucede cuando existe un apoyo de nuestra parte como comunidad. El día de la mujer emprendedora en calendario es hoy pero realmente es cada uno de los días en que estas se levantan para continuar con este proyecto, cada noche que se trasnochan planeando, empacando y creando, cada hora que gastan respondiendo mensajes, ideando estrategias, buscando material y pensando cómo llevar este barco en medio de la marea empresarial, el papel de la mujer en nuestra sociedad cada día crece y con este su importancia, aún hay camino por recorrer para reivindicar los derechos de las mujeres emprendedoras pero el reconocer su impacto es el inicio, un inicio al que todos podemos sumarnos con nuestro apoyo, el observar a nuestro al rededor y ver los cientos de emprendimientos de mujeres que existen reconociendo su valor y el gran aporte que hacen a la sociedad.


Feliz día mujeres emprendedoras hoy y siempre.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo