top of page
  • Foto del escritorNatalia Mendoza Ballesteros

En los negocios y en la vida no creas ni supongas, cerciórate


 

¿Has pensado alguna vez cuántos errores evitaríamos o cuánto tiempo y dolores de cabeza ahorraríamos si en lugar de suponer preguntáramos?


¿Te suenan las frases “creo que el cliente dijo x cosa”, “a mi me parece que se refería a tal otra”, “supongo que a lo que mi compañero hace referencia es….”? Frases que todos hemos utilizado tanto en la vida como en el trabajo mismo, pero cuando tenemos un emprendimiento, una empresa, estas frases pueden costarnos caro no solo por un enojo del cliente sino también porque pueden convertirse en un cuello de botella que no nos deja avanzar y nos obliga a retroceder en procesos y peor aún hacer doble vez más de una tarea; a veces en el afán del día a día, del querer cumplir con los pedidos y agilizar caemos en este error, también porque otras veces nos da pena preguntar o preguntar nuevamente y otras porque creemos que perdemos tiempo mientras la otra parte demora en contestar lo que preguntamos, sin embargo es una acción que puede ayudarnos a organizarnos, a reducir contratiempos y a satisfacer a nuestros clientes desde el primer momento; los abuelos solían decir no suponga, pregunte y es una frase que se nos ha convertido en paisaje pero que realmente debería convertirse en un propósito de este nuevo año, así que para comenzar te dejo 2 acciones sencillas pero significativas que pueden contribuir para reducir este error, ahorrar tiempo en preguntas y no pasar por alto el cerciorarnos:


  • Establece los parámetros o preguntas iniciales que tu cliente debe responder para desde el inicio tener toda la información clara y evitar el dejar pasar algo por alto o tener que repreguntar.

  • Lleva un cronograma de tus tareas donde incluyas la información que consideras no ha quedado clara para que esta se convierta en la acción prioritaria a preguntar o cerciorar apenas comiences el día.


No temas el preguntar nuevamente desde la cortesía, no temas el cerciorarte cuando sea necesario, la satisfacción de un cliente y su fidelización también esta en estos detalles dónde más vale prevenir que lamentar.

Y tú ¿Qué otra acción incluirías?

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page