• Natalia Mendoza Ballesteros

Estilo y esencia de marca ¿en qué se diferencian?


 

Estilo y esencia, dos palabras que pueden llegar a sonar muy parecido pero que realmente guardan una diferencia significativa sin importar el contexto en el que sean utilizadas, pero aun siendo tan diferentes se necesitan la una a la otra, se complementan; sé que para muchos es algo un poco confuso distinguir la una de la otra y más cuando de crear nuestra marca y su ADN se trata ya que ambas son realmente importantes y fundamentales en el proceso y en la construcción de una marca con valor diferenciador dentro del mercado, así que hoy he querido crearles un post donde de manera sencilla pero a la vez detallada podamos entender su diferencia y el cómo se aplica en nuestras marcas :





  • Estilo: Son todos aquellos elementos que te ayudan a definir tu marca es decir, el concepto que vas a manejar como marca, la paleta de color que te va a identificar, el tipo de letra que vas a utilizar en tus publicaciones, el tipo de publicaciones que realizarás, la comunicación de tu marca y la forma en qué harás esta, los valores que te representarán, el nombre de tu marca, el logo, las características visuales y de forma de tu marca, el estilo es también la historia de tu marca, lo que cuentas con esta, la identidad visual que le das y la forma en cómo la presentas al mundo. Una de las diferencias más importantes con la esencia de marca, es que el estilo, todos esos elementos que te describí anteriormente, puedes modificarlos con el paso del tiempo y acorde a la trayectoria y a la evolución de tu marca.

  • Esencia: Es todo aquello que hace diferente y única a tu marca, tu propuesta única de valor, ese diferencial de marca que debe ser tangible para el cliente y el consumidor, aquello por lo cual resalta tu marca en el mercado, es la experiencia que transmites con tu marca y que tus clientes viven, es lo que expresas con tu marca y principalmente la esencia es lo que perciben tus clientes cuando interactúan con tu marca, alguna vez les has preguntado a tus clientes ¿qué sienten cuando usan tu marca? ¿por qué te eligen? Todas esas respuestas complementan la esencia que creamos, es lo que nuestra marca es, lo que transmite y lo que expresa y a diferencia del estilo, la esencia no es algo que se pueda cambiar, la esencia evoluciona a medida que el tiempo pasa y la marca crece, se adapta, se amolda a las nuevas circunstancias, a las exigencias del mercado y a los cambios pero la esencia siempre está presente, a tal punto que si decidimos cambiar algo en el estilo los mismos clientes son capaces de seguir reconociendo que se trata de nuestra marca porque la esencia sigue ahí, evolucionando pero intacta para seguir resaltando y diferenciándose.

Como puedes leer, esencia y estilo son muy diferentes, pero se necesitan una a otra, gracias al estilo puedo expresar la esencia de mi marca, puedo transmitir lo que es mi marca, contar lo que la hace diferente y demostrar mi propuesta única de valor, y gracias a la esencia mi estilo encuentra un camino para comunicar y cada característica del estilo (letra, colores, logo) es elegida y pensada para representar y expresar la razón de ser de nuestra marca, su esencia, una representa cambio y la otra evolución y ambas son de vital importancia en una marca para establecer ese ADN, ese valor agregado y principalmente comunicar a las personas, la comunicación es de donde debe partir cada marca, sin comunicación o sin la claridad de la misma no hay camino hacia las personas y el estilo y la esencia son el camino para una comunicación clara, cuando tengo definido mi estilo y se cuál es mi esencia y lo que me hace única como marca encuentro el motor para expresarlo y generar una conversación que invite al mercado a conocer mi marca, a explorarla e identificarse con esta.

Y tu ¿tienes definido tu estilo y tu esencia de marca?


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo