• Business á la mode. Natalia Mendoza B.

¿Hacia dónde va el futuro de la moda?


Editorial Mask x Mask del fotógrafo Pedro Martínez y el estilista Rubén Cortés

Imagen tomada de: https://www.neo2.com/moda-en-tiempos-de-coronavirus/



Bastante se ha especulado acerca de lo que podría pasar en un futuro con la industria de la moda debido a las nuevas necesidades y la situación por la que el mundo entero está pasando y aunque no exista una respuesta exacta de lo que pasara, porque realmente es difícil hablar de algo incierto, la verdad es que desde ya se pueden observar ciertas tendencias y comportamientos que poco a poco han ido re direccionando a la moda.

Desde hace ya varias temporadas se venía comentando la necesidad de una transformación, de una reinvención por parte de la moda, no en cuanto a tendencias, sino a la industria en general, a replantear eventos, fashion show, entre otras actividades que con el paso del tiempo se convirtieron en algo rutinario perdiendo el factor más importante que toda empresa y todo sector debe tener siempre presente y es la innovación, la llegada del coronavirus sin duda ha sido un movimiento abrupto que nos ha llevado a replantear la vida como la conocíamos hasta ahora y con ello la manera en como estábamos presentando la moda al mercado obligando a las marcas a tener una carrera contra reloj por buscar nuevas herramientas y acciones pero sobre todo autoevaluarse y hacer una retrospectiva junto a un panorama completo de la realidad antes y durante la crisis, un despertar sin igual.

Uno de los aspectos que más está cambiando a la moda son las colecciones, como ustedes saben las colecciones primavera/verano y otoño/invierno son preparadas con meses de anticipación e incluso desde el año anterior se están basando propuestas y tendencias que se avecinan, este año aunque la colección primavera/verano fuera presentada su puesta en el street style no pudo llevarse a la acción y la producción de la colección otoño/invierno quedo atrás ante un cambio de comportamiento del mercado y nuevas tendencias de consumo que el COVID-19 deja en todos, es por esto que los diseñadores y sus casas debieron replantearse varias ideas para así responder correctamente pero sobre todo humanamente, desde ya estamos observando propuestas basadas en la comodidad y el confort para estar en casa con siluetas holgadas y propuestas minimalistas, la versatilidad y el utilitarismo serán la base a la hora de vestir encontrando una fuerte influencia en el mundo lounge wear, pijamas con las cuales poder estar todo el día, si antes utilizar una pijama para salir o estar en una reunión era algo inconcebible, ahora es una realidad gracias a la versatilidad de las mismas y la elegancia en sus diseños permitiéndonos estar cómodos en casa pero a la vez listos en llegado caso de tener que salir, los textiles que se imponían quedan en un segundo plano dándole paso a la necesidad de crear prendas que realmente protejan a las personas al salir a la calle y más cuando estas deban retomar labores utilizando telas antifluidos o aquellas que dentro de su composición traigan componentes antibacteriales y de resistencia, la moda inspirada en lo militar ya era un hecho pero los overoles se han convertido en la insignia de la moda buscando la protección, facilidad y comodidad de quien necesite hacer uso de estos y como complementos el tapa bocas será un aliado infalible de la moda en múltiples telas lavables y reutilizables. Más allá de estas tendencias nos encontramos con un nuevo panorama de austeridad y consciencia, lo que demuestra un consumidor con necesidad de comprar prendas de calidad que puedan durar y resistir y con ello contribuir con el cuidado del planeta, haciendo que las marcas y sus diseñadores comiencen a explorar campos antes no pensados en la mayoría de ellas como lo es la impresión 3D lo que permite mayor velocidad en su respuesta ante el cambio del mercado y creación de productos basados en las necesidades actuales.



Imágenes tomadas de la cuenta oficial @maajiswimwear con su nueva linea de ropa de protección con su sello característico como lo son los estampados



Si algo es cierto es que la forma de consumir y de comprar cambio por completo, primero por una prohibición de por medio a salir de casa y un paro en el comercio como lo conocíamos y segundo por el temor que todos tenemos; es por ello que el comprar a través de internet es un hecho y a esto se suma la necesidad de encontrar tablas de medida o probadores virtuales para así poder comprar la talla exacta y evitar devoluciones y cambios protegiéndonos unos a otros dando paso a una nueva realidad y es la virtual desarrollando nuevas acciones que promuevan la compra e interacción en línea tal como si estuvieran en el almacén físico trasladando la experiencia a un plano virtual, como lo es también el caso de las modelos y la fotografía de moda la cual ha recurrido a la realización de sesiones fotográficas a través de video llamadas dándole un nuevo enfoque a portadas, editoriales y fotografía para marcas de moda.

El cambio más abrupto hasta el momento ha sido la cancelación de los tan afamados fashion show o la salida de grandes casas de moda de muchos de estos eventos que aún no han cancelado, debido a un nuevo panorama y una consciencia real de lo que está sucediendo entendiendo que el mundo ha cambiado y aferrarnos a continuar como era antes es inútil, debemos avanzar al mismo paso que el mundo y es por ello que dándole una vuelta de 180 grados los fashion show se han trasladado al plano digital creando nuevas experiencias pero sobre todo expectativas en la audiencia como es el caso del Mercedes Benz fashionweek México city transmitido en vivo por YouTube el pasado fin de semana planteándonos nuevos panoramas y preguntas del futuro pero sobre todo replanteando este tipo de escenarios como tradicionalmente los conocíamos y la necesidad de darles un aire nuevo.


Mercedes Benz Fashion week México city con sede en YouTube a través de su canal oficial



Basta con mirar como las fábricas y las plantas textiles han dejado a un lado sus hilos de colores para tejer empatía a partir de la fabricación de implementos médicos y como estos poco a poco se van incorporando a la vida diaria convirtiéndose en la principal característica a tener en cuenta a la hora de comprar, estamos ante un panorama incierto donde las tendencias y el estudio de las mismas se ve oscurecido a una falta de street style y vida en la calle que nos permita enriquecernos de los estilos de las demás personas, sin embargo, solo tenemos el ahora, el presente y es importante aprender a evolucionar teniendo siempre en cuenta que cada cambio, evolución y transformación debe llevar impregnado el ADN de nuestra marca para así continuar con nuestra historia de marca y un proceso de adaptabilidad alejado de oportunismos.


La tecnología, innovación y diseño son tres aspectos que una marca jamás debe olvidar y debe aprender a incorporarlos de la mano en cada uno de sus procesos, lamentablemente muchos se rehusaban a la idea de una unión de estas 3 palabras chocando contra una dura realidad actual, si nos damos cuenta la tecnología y la innovación están liderando esta crisis como medidas para mantener el contacto pero sobre todo nuestra comunidad, hablar con certeza de lo que traerá el futuro es algo difícil ahora pero la realidad es que habrá un futuro y debemos estar preparados a afrontarlo.


Y tú, ¿qué cambios crees que tendrá la moda?

Contact and info: 

Bucaramanga, Colombia

© 2017-2020 by Natalia Mendoza Ballesteros.  created with Wix.com