• Natalia Mendoza Ballesteros

Imagen de marca y comportamiento de empleados


 

Hace dos semanas todos fuimos testigos de cómo logro salir a la luz pública una denuncia de acoso laboral y sexual por parte de diversos administradores de puntos de venta de la empresa PERMODA, más conocida como KOAJ, hacia una de sus empleadas, seguida de esta comenzó a destaparse una olla interminable de acosos sistemáticos, escondidos abusos y maltratos de todo tipo, la sanción social cayó sobre la empresa y aun así habían quienes se preguntaban ¿por qué castigar a la marca por el comportamiento de unos cuantos? Les explicaré.


Cada empresa tiene unos valores de marca que busca transmitir a sus clientes, sin embargo, esos valores no son solo para transmitirlos al mercado, para que nos vean bien y decidan comprarnos, de nada sirve hablar de esos valores que decimos tener si en la realidad esos valores no están aplicados en nuestra filosofía de vida como marca y si estos a su vez no son aplicados hacia nuestros empleados, pero para entender un poco mejor como estos comportamientos afectan la imagen de la marca en el mercado debemos analizar 3 partes:





Primero ¿por qué lo que hacen unos afecta a todos? en el caso de los administradores de punto y demás personas con cargos de mando denunciados deja mucho que desear, elegir personal o a nuestro grupo de empleados no es una tarea que se deba tomar a la ligera, cada persona que hace parte de nuestro equipo de trabajo debe identificarse con los valores de nuestra marca, debe vivirlos en su día a día y ser un ejemplo de estos, por años las empresas han preferido mantener empleados porque como profesionales son excelentes, porque cumplen metas, porque producen pero, y el ser buena persona no debería pesar también e incluso más? ¿Dónde están en estas personas los valores que promueves en tus redes, en tus clientes? si estos no son imagen de esto que buscas transmitir como esperas que el mercado reaccione? Aunque existan nombres puntuales tus clientes no van a hablar de estas personas, tus clientes hablaran de esa marca o de esa empresa en su totalidad en un voz a voz que marca y sanciona debidamente.



Segundo, como marca y como empresa es nuestro deber velar por el bienestar de nuestros empleados, los valores que decimos reflejar a nuestros clientes deben reflejarse también hacia nuestros empleados, deben vivirse internamente, de esto también depende el desempeño de nuestro equipo de trabajo que sin duda se verá reflejado en la atención a nuestros clientes, pero además de vivir internamente estos valores hay algo más importante aún y es el velar por el cumplimiento de los derechos de los mismos, respetar sus jornadas, sus necesidades fisiológicas y primordialmente su integridad física y emocional, después de todo los empleados son el activo más preciado que tiene toda empresa y nuestros clientes internos.


Y por último pero no menos importante, nosotros como creadores de marca no podemos hablar de unos valores que no promulgamos en nuestro día a día, somos la imagen de nuestra marca pero de nada vale lo que intentamos mostrar con esta en redes si en la vida offline somos lo contrario a estos, los valores de nuestra marca no pueden ser valores contrarios a los que tenemos como persona, en el caso puntual de KOAJ estas denuncias no era algo escondido, la empresa tenía conocimiento de esto y aun así prefirió callar, hacerse a un lado y perpetuar los abusos mientras en redes y las vitrinas de sus almacenes dejaban mensajes bonitos, la incoherencia en una marca no tiene cabida y más en estos casos.


¿Cuándo el actuar de unos afecta a la marca? Cuando esta no toma medidas ante este tipo de situaciones entre otras que puedan presentarse, cuando prefieren ignorar comportamientos abusivos con tal de continuar siendo una de las marcas de retail que más ventas genera en el país; estos lamentables hechos suceden, pero como marca y dueños de la misma es nuestro deber tomar cartas en el asunto, seguir el debido proceso, despedir en caso de ser necesario aunque sea el trabajador que más ventas genere o alguien de alto mando y acompañar a quienes sus derechos hayan sido vulnerados y más importante aún no esperar a que estas situaciones tengan que viralizarse para actuar, por qué esperar la sanción social para actuar humana y empáticamente? el daño ya está hecho; la suma de estas 3 partes es la razón por la cual la marca ha pagado y con justa causa por lo sucedido, la sanción social es el castigo que mas nos duele como marca.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo