• Business á la mode. Natalia Mendoza B.

Instagram es digitalmente lo que la vitrina es para una marca físicamente






Hay quienes dicen que Instagram es simplemente una herramienta para mostrar tus productos, y en el fondo lo es si queremos mirarlo solo por ese lado, pero entonces ¿por qué existen miles de personas que se quejan diciendo que no encuentran clientes o muy pocas personas se acercan virtualmente a preguntarles acerca de su marca y sus productos y constantemente están preguntándose cómo llegar a más personas en sus redes sociales?

Instagram nació como una red social para compartir nuestro gusto por la fotografía y publicar también momentos personales con familia, amigos, colegas, viajes y demás intereses que pudiéramos tener y quisiéramos expresar en esta red, sin embargo, con el paso del tiempo las marcas comenzaron a observar el potencial enorme que tenía esta red para acercarse a las personas, para darse a conocer entendiendo que como marca debo ser yo quien esté presente en el lugar donde mi mercado este y eso incluye el demostrar una presencia digital en la red social que mi mercado frecuente ya que esto es lo que me permitirá conocerlos, estudiarlos y por supuesto llegar a ellos y que se interesen por mi marca naciendo así todo un furor gracias a esta red social que ha crecido con beneficios para las empresas como lo es Instagram shop entre otras herramientas para facilitar ventas, compras y contactos.


¿Si desde hace un buen tiempo hemos venido hablando y nos hemos interesado por crear marcas con un ADN, una identidad, una esencia y una experiencia que cautive por qué se nos olvida esto a la hora de construir nuestro perfil de marca en Instagram? Cuando vamos por un centro comercial o caminando por la calle podemos observar diversos almacenes y en todos ellos por pequeños que sean vemos que tienen vitrinas, un lugar que quizás para muchos se trata de simplemente exhibir lo que vendo a través de maniquíes y ya, pero que realmente cumple una función de gran importancia para toda marca y es el cautivar o mejor dicho seducir a las personas para que así estas quieran entrar al almacén y conocer más de la marca y de lo que esta ofrece, es por ello que una vitrina debe ir más allá de la sola puesta en escena de los productos, debe contar una historia de marca y de colección, debe buscar transmitir el concepto de la colección, todo un montaje que sin necesidad de recargar me esté vendiendo el estilo de vida que la marca ofrece y a la cual yo quiero pertenecer, de lo contrario cometemos el error de ser una vitrina más que solo ve a la gente pasar donde quizás las personas la miren pero no generen una conexión que los invite a pasar de la puerta y en el peor de los escenarios simplemente pasen de largo porque no hay nada que les interese y que los cautive.



Lo mismo sucede en Instagram, esta red social es la vitrina digital de mi marca la cual debe buscar ser atractiva para el mercado, contar una historia, ser aspiracional, tener un concepto claro e ir más allá de la sola foto de producto tradicional, de esta depende que las personas quieran conocerme, conocer mis productos, interactuar conmigo, visitar mi página web y finalmente realizar una compra, así que he decidido traerles algunos aspectos claves a tener en cuenta para que poco a poco vayan explorando y construyendo un perfil de marca en Instagram que venda más que solo un producto, venda tu marca.



  • Armonía: Lo cual no es lo mismo que monotonía o uniformidad, cuando hablamos de armonía se trata de crear un perfil en el cual no choque una publicación con la otra o que se observe un cambio abrupto de una foto a otra es aquí cuando hablamos de los filtros que vamos a utilizar o el proceso de edición de cada una de nuestras publicaciones, este debe mantener una similitud para así garantizar una armonía que sea cómoda ante la vista sintiendo que estamos dando un paseo con nuestros ojos en los diversos escenarios que la marca ha creado y que refleja un perfil cuidado y realmente pensado en cada uno de sus aspectos, también es importante jugar con los planos y el tipo de fotos, no publicar únicamente fotos de producto sino también foto campañas o de inspiración o con diversos elementos ya que no se trata de atacar al cliente con ventas sino de ser una experiencia, una puerta para que nos conozca.

  • Crear experiencia: La experiencia de marca no puede limitarse únicamente a lo físico y menos en este momento que estamos viviendo, la experiencia de nuestra marca debemos expresarla también en nuestras redes sociales y cuando hablo de experiencia no me refiero únicamente a realizar videos que transmitan emociones, también se debe tener en cuenta la atención al cliente a través de los diversos comentarios o mensajes directos que nos envían, el buscar interactuar con nuestra comunidad digital a través de nuestras historias creando actividades que los haga participe y aun en la distancia sientan y se emocionen con nuestra marca.

  • Transmitir mensaje: Toda marca tiene un mensaje por transmitir que muchas veces varia de colección a colección pero que mantiene la esencia en sí mismo, busquemos diversas formas de transmitirlo sin necesidad de decirlo explícitamente en nuestras redes, jugando con diferentes elementos, escenarios e historias.

  • Marca personal: Nuestra marca siempre va a llevar características propias de nuestro ser al ser creada por nosotros mismos, algo que hacemos consciente o inconscientemente y es por esto que es tan importante para el mercado el conocer quién está detrás de la marca, cuál es su historia, el poder conectarse e identificarse. Analicemos que características propias de nosotros nuestra marca lleva y busquemos potencializarlas dándole mayor humanidad a nuestra marca.




  • Manejar paletas de color: Nuevamente no se trata de monotonía, se trata de tener unos colores base que llevaran tus publicaciones o los colores que más caracterizan a tu marca y que se vean reflejados en las fotos o videos algunas veces en un 100% y otras veces únicamente en algunos elementos de fondo dándole así a tu perfil o vitrina digital una identidad que complementa la armonía de la que ya hablamos.

  • Publicar constantemente: Ojo a este aspecto porque no se trata de publicar por publicar, se trata de ir creando poco a poco material de contenido que puedas guardar y publicar paulatinamente para que así el mercado no te pierda de vista y recuerda publicar en tus historias, una herramienta que te permite mayor espontaneidad y el estar más conectado con tu comunidad.

  • Contar una historia: sin necesidad del había una vez nuestro perfil debe ser capaz de contar la historia de nuestra marca, es decir, transmitir nuestro ADN y llevar a nuestro cliente a sentirse el protagonista de esa historia jugando con el aspecto aspiracional, mostrarle a través de escenarios distintos y diversos personajes lo que puede llegar a experimentar o como puede llegar a verse y sentirse al entrar en contacto y utilizar nuestra marca.

Por supuesto todos estos aspectos no cumplen su objetivo si detrás no existe una planeación, así como creamos moodborads y todo un concepto para cada colección, debemos tomarnos el tiempo de planear el tipo de contenido que subiremos a nuestras redes sociales, las frases que utilizaremos, las historias que crearemos, qué tipo de fotos o videos se deben crear acorde a las colecciones o productos creando así un calendario que nos permita establecer tiempos de creación de contenido y publicación del mismo.


Las redes sociales son un trabajo de tiempo completo, pero especialmente de dedicación, constancia y entendimiento, dejemos atrás la absurda idea que nos han vendido que estar navegando en Instagram es porque no hacemos nada o estamos desocupados porque sin duda alguna es un esfuerzo y un trabajo que solo conoce quien lo ve más que una red social como una red de contactos y de potencializar tu marca.

Contact and info: 

Bucaramanga, Colombia

© 2017-2020 by Natalia Mendoza Ballesteros.  created with Wix.com