• Business á la mode. Natalia Mendoza B.

Más amor, más espacio, más BAMBA





Creo que todos llevamos algún recuerdo de BAMBA en nosotros, ya sea porque nos ha acompañado en diversas etapas de nuestra vida, como a mí, su rosado característico cada vez que pasábamos por cabecera o cuando veíamos por las calles el BAMBA móvil pasear, ahora esos recuerdos se han convertido en el motor que ha llevado a esta marca local a crecer y expandirse en su nueva casa que resalta a simple vista con solo pasar por esa esquina de la carrera 36 con calle 52 y que abrió sus puertas el pasado sábado 12 de Junio conmemorando 14 años de amor, trabajo constante y un posicionamiento fuerte gracias a la creatividad e ingenio de sus creadores San y Julián. BAMBA es de esas marcas locales que iniciaron cuando aún en nuestra ciudad la moda local no era un tema de conversación fuerte, cuando las únicas redes sociales que permitían la cercanía y la inmediatez eran Facebook y el voz a voz, 14 años de experiencias, de aprendizaje y de amor por cada partecita de su marca para entregarle siempre a las jóvenes y mujeres de la ciudad productos de calidad, las últimas tendencias y una experiencia de marca que busca empoderar a las mujeres de su belleza, de su día a día invitándolas a ser dueñas de su propia historia a través de su contenido diario, de sus actividades de fidelización, de sus mensajes en las etiquetas y de la atención y el servicio recibido por cada persona que te atiende en BAMBA buscando siempre dar lo mejor y es por eso que hoy toda esa entrega se ve reflejada en el amor y la lealtad de sus clientes quienes aún en tiempos de pandemia continuaron apoyando a esta marca permitiéndoles así cumplir el sueño de ampliar sus puertas para recibir tanto a sus clientes actuales como a todas aquellas personas que deseen dejarse envolver por el amor de BAMBA. Entrar a esta nueva casa es llenarte de luz, es observar la madurez que 14 años de emprender y crear empresa traen consigo, es ver la esencia de BAMBA en todo su esplendor, una esencia basada en el amor, en transmitir el apoyo por lo local, por lo hecho en nuestra tierra, el amor por lo hecho a mano, el traer siempre las últimas tendencias, la creatividad para hacer de BAMBA una marca que va más allá de la venta y que busca ofrecer una experiencia que divierta y que a la vez haga nacer un deseo profundo por conocer cada día más de BAMBA, una esencia que siempre está pensando en sus clientes y en su comodidad y esto es algo que se ve reflejado en cada rincón de este nuevo espacio donde el blanco predomina como color base sin dejar atrás toques de rosado característicos de BAMBA buscando que las prendas sean las protagonistas de este espacio atemporal que nos saca de la rutina y a la vez nos hace sentir como en casa encontrando múltiples propuestas de estilo pensadas en la exclusividad, pues algo que siempre ha caracterizado a esta marca es el ofrecer prendas actuales al alcance del bolsillo de todas pero sin uniformar las calles, por lo que encontramos diversos estampados, estilos y propuestas pensadas en esta premisa que permite a la vez mantener la tienda actualizada y vibrar con los colores y la diversidad de sus tendencias y prendas, a la vez podemos encontrar en esta tienda un espacio pensado en poder exponer el calzado, especialmente los tenis, que han sido furor y que han tenido una fuerte acogida por parte de sus clientes así como bolsos y demás complementos que BAMBA a lo largo de sus años ha ido introduciendo de a poco en su marca para ofrecer variedad y la opción de salir de este lugar con tu outfit completo; sin duda la madurez de esta marca lo notas en su fortaleza, en su capacidad de cambio, en la voz segura que transmite y en la evolución de sus prendas y diseños.



Algunas de las imágenes fueron tomadas de la cuenta oficial de Instagram: @tiendasbamba



BAMBA, como dicen y lo sienten San y Julián, es una familia, lo notas en el orgullo que hace brillar sus ojos al hablar de su marca, en la felicidad de su equipo de trabajo que hoy ha crecido gracias a esta expansión dando oportunidad de empleo a otros, en sus clientes que corren cada vez que BAMBA saca nueva colección y al pasar por esta nueva esquina y observar sus vitrinas llenas de nuevas personas que quieren sumarse a esta familia, realmente llena de alegría y orgullo observar como marcas locales como BAMBA crecen y se consolidan con el tiempo demostrando que tener un ADN claro y un conocimiento específico de su mercado es esencial para crecer, madurar y evolucionar sin perder la esencia, ese amor que encanta y que hace que siempre quieras volver a esta marca sin importar donde este manteniéndose vigente dentro del mercado de moda santandereano y abriendo camino al amor por la moda local.

El mayor recuerdo que tengo de BAMBA son las incontables veces que fui a su tienda en sus inicios y mi hermana menor me acompañaba observando cada prenda que me media con tan solo 9 años, hoy 14 años después, BAMBA crece junto a sus clientes y ahora se ha convertido en un lugar donde sé que puedo ir junto a mi hermana, ya no solo como acompañante sino como cliente también y crear momentos y recuerdos con ella, pues este nuevo espacio te anima a querer crear nuevos recuerdos siendo un plan ideal para compartir con tus amigas, con tu hermana e incluso un plan de mamá e hija pues sus opciones y la versatilidad de sus prendas se ajustan a estilos, ocasiones, gustos y edades.


Felicitaciones San y Julián por este nuevo logro y gracias por ser ejemplo de la importancia de soñar con los pies en la tierra para materializar y crecer en este camino de emprender y crear empresa.




41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo