• Natalia Mendoza Ballesteros

Planear para comenzar


El 2020 nos enseñó que los planes pueden cambiar en cualquier momento, que la vida a veces tiene un propósito diferente para nosotros y que debemos aprender a vivir el día a día abrazando nuestro presente y dejando a un lado la ansiedad por el futuro, sin embargo, cuando tenemos un emprendimiento, una marca o un negocio aunque a último momento los planes puedan cambiar no podemos dejar todo a la deriva y a la improvisación, es importante al comenzar cada nuevo año planear aspectos, estrategias y momentos importantes para así trazarnos un rumbo, saber exactamente por donde podemos empezar y que aspectos deben ser trabajados con mayor fuerza en el año que acaba de comenzar.






Cada nuevo año es como un viaje, una nueva aventura y aunque no sabemos exactamente que nos pueda deparar el camino siempre tenemos claro para donde vamos y que vamos a llevar con nosotros para hacer de ese viaje una experiencia llena de aprendizaje abriendo la puerta a rumbos nuevos, exactamente lo mismo pasa con nuestras marcas, quizás no tengamos claro lo que el año traiga consigo como nos pasó el año pasado pero si debemos tener claro los objetivos y las metas que deseamos alcanzar con nuestra marca en cada aspecto de la misma así como las estrategias a llevar a cabo que nos permitan crecer, continuar consolidándonos y reforzar aquellos aspectos que el año anterior nos ha dejado como aprendizaje, porque aunque las circunstancias cambien el tener un plan nos permite saber qué rumbo tomar o hacia donde virar acorde a estas circunstancias pero sin perder de vista nuestro objetivo.

Muchas veces nos preguntamos por donde debemos comenzar, y a veces comenzamos exactamente donde quedamos el año anterior, pero si algo nos ha dejado claro el mercado es su capacidad de cambio tan volátil y el querer observar cosas nuevas y diferentes, así que como dirían por ahí debemos empezar por el principio y hoy quiero dejarte 5 pasos que he aprendido en el camino al emprender y que me han sido de gran ayuda para comenzar y caminar en cada año que llega junto a sus cambios, imprevistos y sorpresas:


1. Qué nos dejó el año que acaba de pasar? esta es una pregunta que debes realizarte siempre al empezar el año, que aprendiste de este año que acaba de pasar, tanto con tu marca como personalmente porque a veces muchos aspectos de nuestra vida y personalidad influyen en nuestro emprendimiento, que errores cometiste y como puedes evitarlos o corregirlos en este nuevo año, que aprendizaje te dejo la pandemia y la forma inesperada en que esta llego, también evalúa que cambios realizaste y el resultado de estos mismos, que te funciono con tu marca, que cambios podrías realizar y en base a esto construye toda una lista de este aprendizaje que se convertirá en objetivos a corto, mediano y largo plazo.


2. Anota las metas y objetivos que deseas alcanzar con tu marca en este nuevo año, ya sea a corto, mediano o largo plazo, puede ser crecer en tus redes sociales, llegar a un nuevo mercado, mejorar internamente en algunos aspectos específicos de tu marca, crear una nueva imagen, entre muchas otras ya que esto te permitida trazar un rumbo de lo que quieres alcanzar y con ello orientar las estrategias a lo que se desea.


3. Realiza un calendario propio: ya sea física o virtualmente crea tu propio calendario de fechas importantes para tu marca como lo pueden ser el día de la madre, día de la secretaria, día de la mujer, navidad, año nuevo y también en este mismo incluye las fechas de los eventos en los cuales estas interesado o deseas participar tales como ferias, muestras comerciales, desfiles entre otros que sean relevantes para tu marca y emprendimiento y coloca este calendario en un lugar visible que te permita estar al tanto de estas fechas así como adicionar aquellas que puedan surgir en el camino, esto es con el objetivo de tenerlos presentes desde ya para así ir planeando las estrategias con el debido tiempo y los propósitos que se buscan cumplir con cada una de estas fechas y eventos.






4. Crea estrategias: basados en el calendario realizado vas a comenzar a idear posibles estrategias para cada una de estas fechas, puedes realizar una lluvia de ideas con tu equipo de trabajo y vas a anotar todas estas ideas, no tiene que quedar todo planeado de una vez, en el camino puedes ir perfeccionando la idea, encontrar nuevas ideas y opciones de estrategias que sean acorde a tus metas y objetivos, no deseches ninguna ya que podrían servirte para otro evento o fecha o como inspiración para otras estrategias que debas planear en este nuevo año; el objetivo de ir pensando estas estrategias es desde ya ir planeando lo que se desea realizar y así poder llevar a cabo con tiempo cada una de estas ideas, conocer cuánto podríamos demorarnos en ejecutar cada una de estas y dárselas a conocer al mercado con la debida anticipación para así obtener los resultados esperados.


5. Planea tu contenido: así como vas a crear o idear diversas estrategias acorde a tu calendario es importante crear o planear el contenido que vas a realizar en tus redes sociales, es la manera que tenemos de interactuar con nuestro mercado, nuestra carta de presentación y la mejor forma de transmitir nuestro ADN, identidad, valores y mayor humanidad en medio de este mundo digital, qué deseas mostrar con tu contenido, qué puedes crear de nuevo, qué objetivos deseas alcanzar con tu contenido y en esta parte es importante escuchar a tus seguidores, interactuar con ellos, preguntarles qué desean ver, qué les gusta, realizar encuestas, analizar el resultado de tu contenido subido en años anteriores y en base a ello crear toda una estrategia digital o de redes, es verdad que el contenido espontáneo es importante, pero es más importante aún saber que propósito buscamos con este contenido para así saber que camino debemos recorrer y a donde queremos llegar.


No se trata de tener el control de todo porque como diría mi abuela planeamos y la vida se ríe, porque así es la vida tiene sus propios planes para cada uno de nosotros, se trata de trazarnos metas, objetivos, evaluar la evolución de cada parte de nuestra marca, aprender de los errores y mirar cómo se pueden mejorar y evitar, el no planear o no tener metas u objetivos trae dos caminos, el primero es la monotonía de continuar haciendo siempre lo mismo y el segundo es la falta de resultados porque sencillamente ni nosotros sabemos que estamos esperando, planear nos ayuda a soñar, visualizar, crecer y el crear estrategias es lo que nos permite saltar al vacío con la seguridad de ir construyendo en el camino nuestro propio avión.

Bienvenidos a un nuevo año con Business à la mode, deseo que sea un nuevo año lleno de cosas maravillosas y que juntos continuemos emprendiendo y creciendo en esta aventura.




3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo