• Natalia Mendoza Ballesteros

¿Qué aprendiste en este 2021?


 

Al preparar una receta en la cocina muchas veces esta no nos sale exactamente como estaba planeada, a veces debemos modificarla acorde al número de personas, a gustos e incluso a veces le ponemos nuestro propio toque personal y cuando queremos volver a prepararla debemos repasar una y otra vez en nuestra mente que fue exactamente lo que hicimos, lo que agregamos para que quede igual o hasta mejor que aquella vez porque olvidamos anotar esas modificaciones o cambios y si es algo que no se está cocinando constantemente con mayor razón debemos recurrir a lo escrito porque por mas buena memoria que tengamos acordarnos con exactitud es imposible. Con nuestras marcas sucede algo similar, desde que iniciamos estamos anotando todo en un manual de marca, nuestros objetivos, metas, mercado objetivo, conceptos, ideas e incluso procesos de creatividad y diseño, sin embargo, hay algo que no nos enseñan y que es realmente importante y es que el emprender trae demasiados aspectos que se aprenden sobre la marcha y que no son iguales para todos, la experiencia de emprender es única y varia acorde a cada persona, a cada marca y las situaciones a las que esta se enfrenta en el día a día, si yo hoy te preguntara que aprendiste este año con tu marca o emprendimiento sabrías con exactitud que responderme? ¿Si en un futuro te llegara a suceder una situación muy similar a alguna que te sucedió en este 2021 te acordarías de cómo afrontarla?






Tener un manual es necesario, es la esencia de nuestra marca, pero muchos olvidamos que este existe y que incluso podemos seguir escribiendo en este ¿qué tal si, así como anotamos diseños, ideas, estrategias y demás anotáramos aquello que este año que está por terminar nos ha enseñado? Quizás crear un manual de servicio y atención al cliente, un espacio que te permita consultar en el futuro para darte ideas de cómo afrontar situaciones inesperadas y que eso que aprendiste en este momento te sirva de inspiración para situaciones futuras? incluso cuando nuestra marca está creciendo con ella llegan nuevas personas y la creación de un equipo de trabajo al cual debes aprender a delegarle funciones y especialmente decisiones, muchas veces tu no estarás presente cuando se presenten ciertas circunstancias pero la experiencia y la creación de un banco de respuestas y enseñanzas puede ayudar a tu equipo de trabajo a solventar y manejar cada situación basándose en la experiencia previa.


Muchas veces al emprender nos sentimos estancados, sentimos que todos están avanzando y que nosotros estamos en un mismo punto, pero si aprovechando estos últimos días del año nos sentáramos a pensar y mirar en retrospectiva estoy segura que podríamos observar lo mucho que hemos crecido, el avance que nuestra marca ha tenido, la madurez empresarial que se puede observar en las decisiones tomadas incluso en la elaboración de cada diseño, de cada foto, de cada estrategia; no se trata de anotar absolutamente todo porque en 365 días es demasiado lo que ocurre, pero sí de ser capaces de reconocer lo que este año nos dejó como marca, como emprendedores, las enseñanzas que no se pueden olvidar jamás y como estos aprendizajes no son para el momento sino para la vida.

82 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo