• Business á la mode. Natalia Mendoza B.

¿Qué está pasando con el término “colaboración”?





Desde hace ya algún tiempo debido a una situación personal que me paso y situaciones que he observado y escuchado por parte de diversos emprendedores he querido hablar de este tema, ¿en qué momento pensamos que colaborar es aprovecharnos del trabajo de los demás? ¿Cuándo la palabra colaboración se volvió en un término para jugar con el tiempo y el conocimiento de otros? o peor aún ¿Cuándo comenzó a utilizarse la palabra colaboración para obtener cosas gratis?

Con toda esta nueva ola de las redes sociales, la aparición de influencers y microinfluencers así como se adoptó la palabra influencia para hacer referencia a estos personajes que a través de sus redes sociales influenciaban al mercado con diversas recomendaciones de lugares, productos o eventos también se adoptó la palabra colaboración para hacer referencia a la ayuda mutua que existiría no solo entre un influencer y una marca sino también entre marcas y emprendimientos e incluso con otros actores de diversos sectores, una palabra que escuchamos mucho también musicalmente entre artistas y agrupaciones pero que lamentablemente ha perdido un poco su connotación real.

Como muchas veces pasa el uso de este término inicio de una manera correcta ya que por definición la palabra colaboración significa “trabajo hecho en conjunto con otras personas” y específicamente hablando en este mundo de la moda, marcas y emprendimientos la colaboración es precisamente el trabajo colaborativo entre las partes para obtener beneficios y objetivos en común como atraer nuevos clientes, llegar a más personas, darse a conocer dentro del mercado, entre muchos otros objetivos que las colaboraciones traen consigo, sin embargo y lastimosamente no solo en este medio sino en la sociedad en general muchos han olvidado lo que significa “colaboración” buscando únicamente beneficios propios a costa del trabajo de otros a tal punto de utilizar este término como excusa para no pagar por el trabajo o el servicio que ofrece la otra persona creyendo que por darle visibilidad y exposición en redes es más que reciproco el acuerdo cuando realmente no hay igualdad en la colaboración.

Pensemos en las colaboraciones como una balanza, cada lado son las partes que conformaran a esta y lo que llena a cada lado es lo que cada uno obtendrá de esta colaboración, las metas y los objetivos que se buscan alcanzar a través de estos proyectos y una colaboración es precisamente mantener en horizontal esa balanza, así que hoy quiero dejarles algunos tips a la hora de realizar colaboraciones para que realmente sea algo justo y muy beneficioso:





  • Lo primero y más importante es que la colaboración debe ser entre marcas o con personas que realmente representen los valores, la identidad y el ADN de nuestra marca ya que esto significa que van orientados hacia un mercado similar lo que se traduce en clientes potenciales para ambas partes y un crecimiento en el posicionamiento de marca.

  • No te fijes en el número de seguidores, recuerda que muchos de estos pueden comprarse, fíjate en la afinidad que exista, el mensaje que transmite, la veracidad detrás de cada marca y persona con la que desees trabajar o con las que te están ofreciendo una colaboración.

  • Piensa si realmente esta colaboración es beneficiosa para ti y tu marca, que podrías obtener de estas para el crecimiento y la realización de tus metas.

  • Qué metas tienes con tu marca? muchas colaboraciones son completamente validas, pero piensa primero en las metas que estás buscando alcanzar con tu marca, en que momento te encuentras, ¿esta colaboración contribuye a esa meta?

  • Piensa en tu cliente, que le gustaría ver por parte de tu marca, que contenido quisiera observar y si esta colaboración va orientada también a ese cliente ideal que has construido con tu marca y al cual deseas llegar.

  • No te sientas presionado por realizar una colaboración, tomate tu tiempo para analizar ya que como dice el viejo refrán del afán solo queda el cansancio.

  • En caso de que seas un blogger, ilustrador, analista o demás actores del sector gestionando tu marca personal no te de miedo decir cuánto cobras por tu trabajo, tu tiempo y tu conocimiento.

  • Confía en tu intuición, emprender es creer en nosotros, en nuestro sueño y con el tiempo se va desarrollando una intuición increíble que va despertando, hagámosle caso siempre.





Cuando se habla de realizar una colaboración no se trata de un favor que se está realizando, se trata de un trabajo en conjunto entre las partes ya sea para algún proyecto en específico, colección o publicidad que se va a realizar y que por ende ambas partes se verán beneficiadas, no es un tema de interés, es un tema de valorar el trabajo de los otros así como el propio y saber que en conjunto se pueden lograr cosas maravillosas para el crecimiento profesional de ambas partes, una colaboración es la combinación del conocimiento, el talento y el trabajo de dos o más partes en diversos proyectos u oportunidades para ofrecerle algo diferente al mercado, sorprender a sus clientes y posicionar cada día más sus marcas tanto empresariales como personales

Las colaboraciones son algo completamente normal y acertado siempre y cuando exista respeto entre las partes y no exista un aprovechamiento de ningún tipo que desvalore el trabajo y el tiempo de los demás; siempre les he dicho que caminando solos se llega rápido pero acompañados se llega lejos y es por esto que soy una fiel creyente de las colaboraciones pero específicamente del trabajo colaborativo, ese en el cual diversas partes se juntan para complementarse, aprender la una de la otra, crecer, llegar a más personas sin pretensiones ni desventajas, con el tiempo y el trabajo de los demás no se juega y con el propio mucho menos, valoremos nuestro trabajo y el de los otros y creemos alianzas que puedan perdurar con el tiempo.

Contact and info: 

Bucaramanga, Colombia

© 2017-2020 by Natalia Mendoza Ballesteros.  created with Wix.com