top of page
  • Foto del escritorNatalia Mendoza Ballesteros

Te cuento uno de los errores al momento de querer vender


 

Si yo te pregunto en este mismo instante “¿A quién le vende tu marca?” ¿Tendrías que pensarlo o inmediatamente sabrías la respuesta? y si después te pregunto “¿Tu comunicación de marca es coherente con esa respuesta anterior?” ¿Qué me dirías?


En estos días me encontraba analizando una marca, su comunicación, contenido, producto y demás aspectos, querían saber por qué no vendían como quisieran hacerlo, observando su contenido me di cuenta que si bien tenían un producto de una gran calidad y diseño, su comunicación de marca no me hablaba realmente y les hice esa misma pregunta “¿A quién le están

vendiendo?” y fue ahí donde descubrí el error, no tenían claro a quien le vendían, si bien en un inicio se plantearon un avatar de marca, su contenido y comunicación no estaba orientado a su perfil del consumidor, no lo tenían estudiado, cómo se comportaba y especialmente cómo atraerlo para generar compras y fidelización. De ahí se desprende otro gran error y es que todo contenido creado hasta el momento no iba orientado a nadie en especial y es ahí donde todo esfuerzo de comunicación pierde su intención porque al querer hablarle a todos puedo terminar hablándole a nadie.


Y ¿Por qué debo tener tan claro a quien le vende mi marca? Porque además de arrojarnos datos relevantes que nos ayudan a estudiar el comportamiento de nuestros consumidores nos ayuda a estudiar cómo es el estilo de vida que yo deseo vender con mi marca, cómo quiero que los demás se sientan cuando usan mi marca y a partir de esto crear una historia y un imaginario de marca que genere un deseo que voy a transmitir en mi comunicación de marca, en el contenido para mis redes y en mis campañas publicitarias; tener claro a quien le vendo es una manera de reflejar las características de esta persona en mi marca y con ello atraer a quienes se sientan identificados con esto e incluso generar un deseo de comprar no solo por gusto, sino por querer pertenecer a ese universo que es mi marca y la manera como esta permite presentarse ante el mundo, reflejar lo que se es sin decir palabra alguna.


Ahora, luego de leer este post vuelvo y te pregunto ¿A quién le vende tu marca? ¿Tú comunicación es coherente con esto? Que esta gran temporada de fin de año que se aproxima sea una oportunidad para revaluar cómo estamos en este aspecto, hacer ajustes y llegar directamente a esos clientes que tanto deseamos.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page