© 2017-2019 by Natalia Mendoza Ballesteros.  created with Wix.com

Bucaramanga, Colombia

Contact and info: 

¿Qué está pasando con el valor de los productos?

 

 

 

¿Te has peguntado alguna vez por qué el producto colombiano ha tenido tanto auge en el exterior?

En alguno de mis posts anteriores les comentaba acerca de la gran acogida que diversos diseñadores Colombianos han tenido en el mundo llegando a grandes plataformas como lo son El corte Inglés, Moda Operandi o el Pop up de moda Made in Colombia por Fiona Ferrer en Madrid, así como la invitación a hacer parte de grandes ferias de moda alrededor del mundo gracias a la creación de diseños inspirados en su tierra y el uso del arte manual para hacer aún más diferente sus productos dentro del mercado mundial. Pero la pregunta es ¿Por qué muchos de estos productos logran triunfar en el exterior y no en su propia tierra, o por lo menos no con tanto auge como en otros países?

 

La semana pasada en medio de la inauguración de la ruta de la moda en Bucaramanga, la diseñadora María Luisa Ortiz daba una conferencia contándonos acerca de su experiencia, historia, proyectos y trayectoria que incluyen el trabajo actual que realiza con artesanos y diversas comunidades de nuestra Colombia buscando resaltar y darle el protagonismo que realmente merece este arte tradicional pero que enaltece nuestra tierra y le agrega un valor excepcional a cada pieza que lleva sus manos dejándonos una gran enseñanza que al sol de hoy retumba en mis oídos pues para eso nació Business à la mode “No hay que inspirarnos en lo de afuera, hay que hacer que los demás se inspiren con nosotros”.

Tristemente vivimos dentro de un mercado donde el producto vale por el valor monetario que cuelga de una marquilla porque así nos ha educado el mismo mercado, donde para nosotros es común ver artesanías a donde vayamos o pasear Cartagena sin detallar un poco cada vendedor de la calle y el producto que ofrece, pues como diría aquel antiguo dicho nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, se nos ha vuelto tan común para nosotros los tejidos, prendas estampadas con fauna y flora inspirada en nuestro país, trabajos con ratán, yute o cualquier otro material que requiera de destreza manual, se nos ha vuelto tan común todos estos valores agregados a tal punto que muchas veces los desprestigiamos o regateamos su valor sin detenernos por un segundo a pensar en el arte que hay detrás de cada uno de estos productos, entramos a diversos almacenes y boutiques juzgando precios sin siquiera observar por qué esa prenda vale lo que vale y no hablo de un precio, hablo del valor real que esconde cada producto en su hacer, la historia que existe detrás, el material utilizado y las manos que con delicadeza y sutileza dieron vida a cada puntada o forma de esa prenda, accesorio o complemento.

 

 

 

 

El mercado internacional, especialmente Europa, Estados Unidos, entre otros no tienen la fortuna de ver en sus calles artesanías ni en sus almacenes muchos de estos valores agregados que nuestros diseñadores le impregnan a sus productos muchos de ellos en colaboración con diversas comunidades, grupos de artesanos o telares logrando unir el diseño con la artesanía para crear magia de tipo exportación y es por esto que para ellos es tan apetecido nuestro producto, sus diseños, sus colores, sus inspiraciones y los materiales con los cuales han sido realizados a tal punto de pagar sin excusas el precio de estos porque reconocen el trabajo que existe detrás de ellos, la calidad y el saber que no encontraran otro igual, para ellos pasear por las calles de Cartagena o recorrer Colombia en general es encontrar un tesoro invaluable donde la artesanía y la moda es una de las atracciones principales.

 

 Flor Amazona una marca santandereana de accesorios inspirados en nuestra fauna y flora con alta presencia en el mercado internacional 

 

 

El mundo y con él, el mercado no esperan, constantemente están en cambio y evolución y nosotros no podemos quedarnos atrás de la evolución del mercado internacional, el mercado mundial ha cambiado su forma de ver la moda entendida y valorada por algo mucho más allá de un precio, valorada por sus procesos, sus materias primas, su diferenciación y el resaltar en cada uno de sus productos nuestra cultura, nuestros paisajes, colores, fauna y flora, por qué buscar inspiración en otros lados cuando precisamente el resaltar lo que somos es lo que incentiva el mercado y nos catapulta a traspasar fronteras, ¿por qué continuar en medio de una competencia donde el precio es el factor más relevante? Estamos tan acostumbrados a comparar todo basados en precios y donde podemos encontrarlo más barato que dejamos de lado el ver más allá de un producto, como marca debemos comenzar a educar con paciencia y constancia en el valor real que nuestro producto le ofrece al mercado, la calidad en el exterior es aquello que se basa en lo manual, en la artesanía que existe detrás llevando a que esa marca perdure en el tiempo, Bucaramanga tiene talento de sobra para mostrarle al mundo, productos realmente llenos de diferenciación por qué empecinarnos en copias o en una competencia que solo se base en el postor con el mejor precio posible, si tu como diseñador y como marca no le das a tu producto el valor que merece cómo esperas que otros valoren lo que tú haces?

 

La moda colombiana se ha convertido en un referente de la moda latinoamericana gracias al valor en cada producto y al resaltar una cultura que inspira y llena de emociones a quien la ve, este es el verdadero valor de un producto, esta es la verdadera diferenciación donde el precio pasa a un segundo plano para darle protagonismo a aquello que hace que una marca resalte en el mercado y como consumidores valoremos el trabajo que existe detrás de cada prenda, valoremos el arte que recorre nuestras calles y apreciemos algo que somos realmente afortunados de tener en nuestro día a día y que está siendo altamente apetecido en el mundo entero.

 

 Imagen tomada de @pamelalamus.accesories marca santandereana de joyería que une el conocimiento de la tejeduría artesanal con el diseño ampliamente apetecido por el mundo entero

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload