© 2017-2019 by Natalia Mendoza Ballesteros.  created with Wix.com

Bucaramanga, Colombia

Contact and info: 

¿Qué está pasando con la objetividad cuando de escribir de moda se trata?

 

 

 

 

Hace poco leía en un medio nacional acerca de un evento de moda llevado a cabo encontrándome con gran sorpresa y desilusión que la información dada ahí no correspondía con las expectativas del público y que realmente lo que se hablaba no fue lo que se vivió en el, era como si estuviera leyendo acerca de un evento totalmente diferente; lamentablemente, escenarios como estos existen por millones, afanes por sacar la primera nota o noticia acerca de un tema o evento en particular dejando a un lado la objetividad, veracidad y ética con tal de ser los primeros en cubrir un evento.

 

El periodismo de moda se encuentra en una gran crisis por la falta de recursos y de oportunidades a aquellas personas que realmente tienen conocimiento y experticia en el tema, pero tristemente los pocos medios que quedan para realizar el cubrimiento como es debido de los diversos eventos o acontecimientos de moda han dejado atrás su objetividad o lo que es peor no corroboran la información que les llega para ofrecer todo un reportaje verídico y real de lo que pasa en el sector, se supone que estos medios existen para comunicar e informar al mercado en general y ser un motor de apoyo hacia los eventos y los diseñadores, pero cómo confiar en ellos cuando se dejan llevar por la superficialidad.

La objetividad por supuesto no radica únicamente en los medios tradicionalmente conocidos, también está en todos aquellos que somos bloggers e incluso los influencers que realmente influyen con contenido de calidad y cuyas redes se han convertido en un medio para darle espacio y voz a estos eventos y comunicar a través de la experiencia de ellos al mercado el cual deposita su confianza siguiendo recomendaciones o enamorándose de una expectativa puesta en las redes sociales que esperan vivir personalmente. Cuando hablo de objetividad no me refiero a hablar mal de un evento o dar palo como coloquialmente decimos, me refiero a comunicar desde el punto de vista de cada quien la realidad de las cosas, sin necesidad de hablar mal o criticar simplemente informar con honestidad resaltando aquello que pueda parecer positivo y de ser necesario comentar aquello que quizás se deba mejorar o reforzar a modo de crítica constructiva, el tener voz a través de las redes sociales y los medios de comunicación es tener una responsabilidad enorme con el mercado, ellos son quienes finalmente desean acceder a este tipo de contenido para estar enterados, no podemos dejarnos llevar por las apariencias o por caerle bien a los demás, es preferible no decir nada cuando realmente algo deja mucho que desear a mentirle a un público quienes son el fin real de la comunicación.

 

 

 

 

Como todos sabemos no todo es color de rosa, equivocaciones y contratiempos siempre existirán, pero jamás podemos dejar la honestidad por fuera de la balanza, como decía anteriormente un excelente reportaje o cubrimiento de un evento se basa en contar la experiencia que cada quien vivió, sin necesidad de malos comentarios, basta con la objetividad y el respeto ante todo tanto a la audiencia como a los organizadores. Estamos en un sector que necesita del apoyo de todos para crecer, posicionarse, cada día llegar más lejos y resaltar el talento de nuestros diseñadores y sus marcas un apoyo que se complementa y se fortalece a través de estos espacios de comunicación donde tenemos el poder para influir y dar a conocer al mercado la moda como un sector económico importante, es por esto que la objetividad es una característica primordial que jamás se debe perder es una cualidad que nos permite acércanos a la realidad y contar nuestra afinidad con otras personas o situaciones de una manera imparcial, justa y correcta.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload